martes, 19 de marzo de 2013

Blade of the Iron Throne

¡Buenas a todos! Mis queridísimos profesores se han propuesto con mucho énfasis jorobarme el próximo puente de Semana Santa con un insufrible calvario de estúpidos trabajos sin interés ninguno, y ello está mermando mi capacidad de traeros cosillas por este lugar. Tengo pendiente la segunda parte de la reseña de mis módulos de DCC pero os confieso que aún no he tenido tiempo ni de leerlos.

 A cambio, os traigo otra historia que considero interesante.

Blade of the Iron Throne es un juego de rol de la recién creada editorial Iron Throne Publishing (se vé que la originalidad se les gastó con el primer título). El libro se ha presentado como el sucesor espiritual de Riddle of Steel, creado por Jake Norwood, que fue un manual que ganó el premio al mejor juego de rol Indie en 2002 y que entre otros detalles de interés, aparecía apadrinado por la Asociación de Artes Marciales Renacentistas, lo cual hacía de su sistema de combate, quizás el más vívido que jamás se halla hecho para cualquier juego de rol.

Cada vez que escucho Riddle of Steel se me viene a la mente bárbaros y cosas así

Esta nueva encarnación del juego ha sido financiado mediante Kickstarter y diseñado por un ávido grupo de jugadores de Riddle of Steel que se quedaron con las patas colgando cuando la anterior editorial se fuera al traste con nocturnidad y alevosía.

Me consta que existió una Beta para este juego algunos meses atrás, pero por desgracia no supe de la noticia hasta mucho después, de manera que no he tenido oportunidad de participar en el testeo.

El manual de Taura también venía apoyado por expertos en esgrima, sin embargo y en honor a la verdad, este manual extrangero era la peripocha del simulacionismo, mientras que lo de Taura se quedaba en algo meramente anecdótico

La página del proyecto podéis verla aquí , dónde también podréis leer las últimas novedades sobre su próximo lanzamiento previsto para junio de este mismo año en PDF imprimible a través de Lulu. Esperemos que les vaya bien y no sea otro juego injustamente malogrado como ocurriera con su antecesor.

¡Ah!, por cierto, todavía podéis colaborar con el Kickstarter de marras si queréis y os pasáis por este lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario