domingo, 10 de marzo de 2013

Aventurillas de Goodman Games (parte I)

¡Muy buenas a todos!. Andaba aquí de pereza domingueril, escribiéndoos la prometida reseña de Goodman Games, cuando me he parado a mirarla y me he dado cuenta que me ha salido un pedazo de tocho como para morirse.

Y como la experiencia me dice que cuando véis muchas letras, no os gusta leerlas, he preferido dividir las reseñas de los módulos que adquirí el otro día en varias partes, para que no se os haga un soberano coñazo más que nada. ¡Así que allá vamos!.

Milagrosamente y al contrario de lo que marca la tradición, la portada de este módulo SI tiene que ver con la aventura que viene dentro

The 13th Skull, es una aventura que requiere personajes de nivel 4, bien equilibrados y que a partír de la página 14 incluye también The Balance Blade, una pequeña aventura para personajes nivel 2.

Teniendo en cuenta que el suplemento completo posee apenas 20 páginas, la cosa parece más bien corta, lo cual no quiere decir necesariamente que sea malo. Como todos los módulos de Goodman Games para Dungeon Crawl Classics, el índice de mortalidad es criminal, tal y cómo atestiguan en la introducción, advirtiéndonos sobre las sesiones de Playtesting y el chorreo de muertos que hubo por una simple cuestión de simple suerte.

Me gusta la expresión del enano, es muy representativa de lo que yo mismo pensaría en una situación así

La primera de las aventuras dura entre 1 y 4 horillas de nada, lo cual no parece que vaya a dar para mucho hasta que lees el trasfondo y ves que hay un poco de todo: Hechiceros malignos, pactos demoníacos, rituales extraños e incluso el rescate de una doncella que culmina en una vieja cripta familiar (que es realmente lo que nos interesa) y algo más que debo morderme la lengua para no destripar.

El segundo módulo, la Espada Equilibrada fue presentado casualmente en la GaryCon de 2011 y tiene una duración curiosamente similar a la anterior (según dicen sus autores, todavía no he tenido tiempo de probarla), a pesar del inferior número de páginas.

Única ilustración de la segunda parte del suplemento (si no contamos el mapa, que es una maravilla por sí mismo)

No me gusta el hecho de que se requieran una serie de condiciones antes de jugarla, como la necesariedad de exigir a un hechicero de nivel 2 con algún tipo de patrón, una serie de alineamientos, o mejor dicho, combinación de alineamientos y bueno, el tema de la preparación y tal, que en el fondo es lo que menos nos importa.

Como habréis podido adivinar por el título, la aventura versa sobre un curioso artefacto que reside en una extraña dimensión, dónde yace enterrada la momia del último coloso...Y hasta ahí puedo leer. Me fastidia un poco no poder comentar nada respecto al final de las aventuras de Dungeon Crawl Classics, aún así, y a riesgo de que me apedreen, os dejo mi opinión a modo de mensaje para los "másteres", que pongo en blanco para no escandalizar a los que no deseen ser spoileados (y que se ve pasando por encima el ratón):

¿Por qué hay tantos módulos que abusan de "un mal final"?. Quiero decir, está bien meter cosillas curiosas como el artefacto que explica cual es el origen del sabueso de Hirot en Doom of the Savage Kings, pero veo totalmente exagerado, el hecho de la posibilidad de que algún personaje muera al final de la Espada Equilibrada, o en alguna más que ahora mismo no soy capáz de recordar.

Debe ser una manía mía el hecho de querer conservar a mis aventureros de una partida a la siguiente, pero no sé, eso de que cada jugador deba llevar a 8 aventureros distintos si lo que desea es tener una mínima posibilidad de sobrevivir nunca me ha terminado de convencer por completo.


Beyond the Black Gate es el último título que os comentaré hoy, y no sé por qué, es una aventura que siempre termino asociando con la saga Ultima de PC, que creo haber reseñado por aquí algúna vez tiempo atrás, cuando en realidad, el argumento me recuerda un poco a la leyenda del martillo de Thor, Freya y la Fortaleza de los Gigantes.

Esto es lo que pasa cuando alimentas a un mediano con Plantavit después de medianoche

 Los aventureros deberán ejecutar su papel de salvadores, luchando contra los feroces gigantes de hielo, recuperar la Corona del Rey Astado y volver a casa sin recibir un sopapo o antes de que se líe parda.

Ilustraciones al estilo de Fighting Fantasy...No sabéis el tiempo que llevo rezando por que contraten a Christos Achilleos

En esta ocasión, nos encontramos con un módulo para quinto nivel (seis personajes), o algunos menos de un nivel superior. En fín, que lo que quería deciros es que la lectura de estos módulos me está resultando interesante. Quizás no tanto como los de Lamentations of the Flame Princess pese a que a nivel visual le dan mil patadas a éstos.

No se puede hablar de un libro sin meter al menos, una foto de la portada, más aún cuando es una maravilla como esta ¿verdad?

Simplemente Lamentations apuesta por un estilo más Dark Fantasy mientras que DCC apuesta más por el estilo de Jack Vance. Ni mejor ni peor, cuestión de puro gusto personal.

3 comentarios:

  1. Mmm que poco me gusta, y el concepto que tengo es totalmente distinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que no me hace gracia es el hecho de tener que llevar una cohorte de X personajes por jugador. Me gusta la posibilidad de llevar UN solo personaje que evolucione mejor o peor, o muera por el camino.

      Eliminar
  2. Exacto. En cualquier caso una mascota nunca viene mal o algún ser o monstruo acompañante.

    ResponderEliminar