sábado, 13 de octubre de 2012

Vuelve el locurón

El blog de Velasco mola mogollón y a veces le robo ideas. El otro día andaban hablando de la nueva encarnación de Rolemaster...Un momento, ¿no era HARP la nueva encarnación de Rolemaster? PUES NO. Llega una nueva compañía, se establecen nuevos acuerdos, patatín y patatán y al final, ya sabemos como termina la historia: Tenemos nueva versión aunque no sea extrictamente necesária y al que no le guste pues que no la pague.

La versión alemana de Rolemaster es la mejor que jamás haya sido editada, ¡queremos que en castellano se le haga justicia!...O por lo menos que nos saquen Das Schwarze Auge

Así que ni corto ni perezoso, me he inscrito en los foros de ICE y me he descargado la versión más reciente de la beta pública que tienen a vuestra entera disposición siempre y cuando os registréis siguiendo estas instrucciones.

Pese a que existe una cláusla de confidencialidad al respecto del contenido de dicho playtesting, nada impide que pueda divulgar mis impresiones respecto al mismo sin entrar en detalles expresamente significativos sobre a las reglas, cosa que me parece muy bien pues como dice el refrán, quien quiera peces que se moje el culete y extraiga sus propias conclusiones jugando, que es lo más propio.

¿Que corresponde decir por mi parte? Pues a ver, mal. Definitivamente mal. Si teníamos un juego relativamente reciente como HARP en el cual ya se había matizado y simplificado una serie de mecánicas, no existía ninguna necesidad de volver una vez más sobre lo mismo. Partiendo de ese punto y dejando a un lado el afán mercantilista que subyace a este tipo de políticas editoriales, lo que he visto no es malo, pero me parece una vuelta atrás en cuanto a complejidad e "hipertablaidismo".

The Riddle of Steel sigue siendo el mejor juego de carácter simulacionista que existe por muchos lavados de cara rolemasternos que nos hagan.

Tiene cosas que se hicieron bien en su momento en HARP, como conjuros por habilidades, trasfondos, etc...Pero tiene cosas que han avanzado en un sentido, a mi parecer equivocado, o más que equivocado, contrario a lo que se estaba construyendo hasta ahora.

Sólo me queda, después de leer los manuales, la esperanza de que esta nueva versión sirva para hacer de una vez por todas que a alguna editorial española se le remueva la consciencia y nos lo saque, aunque no sea el libro de Rolemaster que más me hubiera gustado ver editado. O por lo menos para que en la nueva editora en lengua inglesa, de una vez por todas, dejen el opio de lado y nos escriban un manual de trasfondo en condiciones y a la altura de las reglas que tantos años he podido disfrutar.

No, no es broma, Triss Merigold salió en la portada de Playboy en su edición polaca, ya que nos ponemos así, bien podría salir como parte del trasfondo de rolemaster.

Ya sé que Tolkien es mucho Tolkien y que el peso de su Tierra Media, especialmente ligada a Rolemaster durante muchísimos años, ha de ser enorme, pero señores, os prometo de verdad de la buena que si os ponéis a currar un poquito, una décima parte de lo que le dedicáis a todas esas tablas, segurísimo que sale algo, cuanto menos el doble de bueno que el actual Reinos Olvidados...Y si no, comprad los derechos de alguna buena obra como la de Sapkowski, ¡¿qué diantres?!.



5 comentarios:

  1. Calla calla, vaya que lo hagan.
    Yo estoy expectante de ver cuando se les da una vuelta de tuerca a los juegos de rol (quiero decir, más allá de incluirlos con cartas y trozos de cartón). Hasta ahora no vemos más que nuevas ediciones, reediciones y juegos que saben a lo mismo.
    Desde luego, por variedad no será, pero a la vez todo es igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inventar algo nuevo es complicado. Muchas veces te pones a diseñar sistemas caseros sólo para descubrir que ya existe un juego que utiliza algo similar y además, los diseñadores profesionales son comodones.

      Yo creo que teniendo en cuenta la evolución de D&D el tema "cartoniano" ha pasado a mejor vida para bien o para mal.

      Ahora toca el auge de lo retro hasta que el personal se canse y después, ya veremos lo que dicta el mercado...Léase Wizard of the Coast

      Por otra parte, el experimento de FATE ha sido quizás lo más novedoso de los últimos tiempos, pero ya empieza a cansar ver tanto juego con las mismas ideas. Si sale algo alternativo e interesante pienso que será, como de costumbre, de la comunidad independiente.

      Puede que nos llevemos una sorpresa de aquí a poco tiempo. Las posibilidades del mecenazgo están dando pié a la salida de libros que hasta hace unos años eran impensables.

      Eliminar
  2. Es que estas planteando la cosa como si hubieran hecho rolemaster, simplificado al harp y luego vuelto a rolemaster cuando no es así.
    Harp es un juego y el nuevo Rolemaster es una unificación de los viejos RM2 y RMFRP. Lo que se pretende es reunir a las comunidades (que existen) de las dos versiones previas, no al publico de Harp que sigue adelante con sus propias cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si ya lo sé, pero me da coraje igualmente XD. Pienso que hubiera sido mejor hacer borrón y cuenta nueva con HARP.

      Eliminar
  3. Eh, tú sí que molas. No tú. Tú. Tú...
    Y una vez cumplimentadas las normas de cortesía:
    A mí me parece genial que vuelva el Rolemaster, sobre todo si es con la vocación de unificar las dos variantes que había rondando por ahí y que no es que tuvieran unas diferencias locas entre ellas. El HARP, pese a compartir algunas mecánicas, es más un RM light para gente que no quiere romperse la cabeza, cosa que encuentro muy respetable. Sin embargo, como ya dije, hay algo en este revival que me genera mucha simpatía, y es el regreso de la complejidad como género de juego en estos tiempos de "aspectos" hasta en la sopa y la tiranía de la sencillez.
    Está claro que RM no es para todos. No vas a dirigir una aventura entera en un par de sesiones, pero yo le veo su encanto a de vez en cuando tirarte toda la tarde pegándote con un orco y buscando hierbas para hacerte una infusión.

    ResponderEliminar