domingo, 28 de octubre de 2012

Horror hechizante tentaculado nazi no euclideano



El Archimago no pudo editar gran cosa ayer, teniendo en cuenta que se tuvo que chupar once horas de clases consecutivas de Lengua Oscura, o traducido al cristiano: El Master bilingue me está amargando la vida. Pero bueno, hoy ya estoy recuperado y con la cabeza en mi sitio, más o menos, y viendo Sleepy Hollow de fondo, ¿qué más se puede decir?, una de mis pelis favoritas que, a día de hoy, me sigo preguntando por qué nunca adapté a Warhammer. Tal vez por lo obvio de su argumento para quienes la hayan visto. Algo parecido a lo que me pasó con el Secreto de los Hermanos Grimm. Y de eso va precisamente la cosa, de mezclillas que lucen bien más allá del ron con cocacola. ¿Habéis visto como enlazo temas? ¡ja!, no doy puntada sin hilo.

Sleepy Hollow, lo mejor de Tim Burtom hasta que se volvió comercial y el encuadre dejó de permitír que saliera la frente de Christina Agüichi en la pantalla.
 
La editorial que hoy nos ocupa es ni más ni menos que Modiphius, ¿os suena?, a mí tampoco. Ni siquiera como la enfermedad venérea que parece ser. Pero tienen una línea de productos sumamente interesante llamada Achtung! Cthulhu...

Titulazo en plan Fuga de Colditz

Con esta serie de suplementos, Cthulhu da un paso más en el sentido de franquicias como Hello Kitty, del que muy pronto estaremos anunciando papel higiénico y tapacubos con la cara de Lovecraft. No obstante, en esta ocasión la mezcla pega bastante bien, pues se trata de una línea de aventuras que combina nazis, terribles secretos ancestrales, legendárias máquinas de guerra, y horribles criaturas tentaculadas más allá del bigote de Hitler, ¿alguien dijo Wolfestein? ¡pues ya lo tienes sobre tu mesa!,¿Hellboy?, pues parece que también.

 Una combinación bastante lógica, si tenemos en cuenta que quien dice esta frase en su día adaptara aventuras como El Gusano Vencedor para la ambientacion del señorito Lovecraft.

Tres Reyes, el primero de una serie de escenários temáticos.

De hecho, la primera de las aventuras publicadas, Tres Reyes, posee cierto parecido con Wolfstein en el sentido de encarnar a un conjunto de soldados embarcados en descubrir el aberrante misterio que se esconde en un destartalado castillo situado en la Checoslovaquia ocupada, ¿os suena de algo? a mí también. Mientas que la segunda,  Héroes del Océano, incluye reglas para conflictos armados con Panzers y Stukas, además de diferentes ayuditas de juego y conspiraciones Judeo-Masónicas.

La cosa no puede pintar mejor, ¿no creéis? Ah, si. para apoyar todo esto también existe una línea de cómics en ciernes. ¿Funcionará el invento? ¡claro que sí!, ¿acaso no funciona todo lo relacionado con el tema?.

2 comentarios:

  1. Como dijo Hellboy: "me encantan los nazis, puedes hacerles de todo sin sentirte mal.".

    ResponderEliminar