miércoles, 12 de septiembre de 2012

La forja de un friki

Que un friki no nace, se hace, es algo que es de cajón. Después, uno se va aficionando al hobby por ciertos motivos y circunstancias que le van colocando "en el buen camino". En mi caso, soy deudor directo del Hobbit y el resto de la obra de Tolkien. Recuerdo haberlo leído cuando tenía 10 años. Fuí un niño precóz, que aprendió a leer casi desde que supiera hablar y tuviera uso de razón, así que a falta de lecturas mejores, ( lo siento por mis profesores, pero el Barco de Vapor no estaba a la altura), tuve a bien meterme entre pecho y espalda el resto de la trilogía, la cual revoré y releí hasta la saciedad, cosa que a día de hoy reconozco que sería totalmente incapáz de hacer.

Casi me da pena por los pobres lobos: La carne de enano es más bien correosa...

 Por aquel entonces nada sabía sobre la literatura fantástica, salvo por los librojuegos de Lobo Solitario, Ciencia-Ficción, etc, que compartía con mi padre, y alguna cosilla más que ahora mismo no quisiera detallar por no aburriros.

Pero mi curiosidad aumentó y eso fue bueno. Y a ello contribuyeron algunos videojuegos de Capcom, como el mítico Kings of Dragons, Black Tiger, los Golden Axe de Sega y otras tantas maravillas por el estilo. Pronto vinieron los Heroquest, Warhammer y demás, (reconozco que también me debo mucho a Games Workshop) y así terminamos llegando a mi afición actual.

Dragon´s Crown es una de esos juegos neoclásicos, que conservan todo el espíritu de otros tantos que me influenciaron en su tiempo, como Tower of Doom o Magic Sword

Y todo esto viene al caso porque en ocasiones, uno sabe intuír esa misma trayectoria en otras personas, o en editoriales, en la que puedes encontrar aficionados que crecieron como tales, en circunstancias parecidas a las propias, y que como editores, hacen cosas parecidas a las que uno mismo hubiera podido realizar de encontrarse en su mismo lugar.

Así pues, hoy voy a romper una lanza a favor de Greywood Publishing, una editorial  discretita, con un futuro más bien incierto, pero que tiene cosas en su catálogo que me hacen especial gracia, admito que quizás, por puro sentimentalismo.

Ya, ya sé que el logo podría haberlo hecho yo mismo usando el paint con un poco de maña

Suya es la conversión de Fabled Lands de librojuego a juego de rol. Bien es verdad que la maquetación y los dibujos no son gran cosa pero a fín de cuentas eso es sólo un detalle, pues, ¿quien no ha soñado alguna vez con jugar con sus colegas a Fabled Lands?. Lo mismo puede extrapolarse a las aventuras en formato D20 rescatadas de Myriador, y que comprenden títulos tan sugerentes como El Laberinto Mortal o la campaña de Brujos y Guerreros.

También tienen en su haber, su propio Dungeon Crawl basado en un sistema de factura propia como es el Quick Easy Role Play y un futuro juego de estrategia basado en Lone Wolf, ¿se puede pedír más?.

Pues sí, se puede, porque lo tienen; porque incluso se ofrecen a publicarte tu propio juego, editándote los interiores y las tapas...

Se buscan aventure...digo escritores. Así que ya sabéis chicos.


Hoy quiero romper una lanza a favor del hobby en lugar de las editoras, y a favor de las personas que hay detrás, aunque a veces pierdan el norte y se olviden de que los clientes también son personas, y que venderles manuales básicos a 50 euros es desleal y traicionero, no sólo con los demás, sino incluso para con sus propios principios. Esos que presumo que aún poseen.

Quieron romper una lanza en favor de las buenas iniciativas y las mejores ideas, del compañerismo y por supuesto, en contra del vil metal y la ignoracia, los más grandes enemigos del frikismo. Esos, que lo mismo te joden unas jornadas por un detalle tan simple como un bikini de mallas, que te revientan el presupuesto cambiándote de reglas tu juego favorito, fragmentándotelo y vendiéndolo en cajas y cartoncitos a golpe de petrodolar.

Y eso es todo por hoy, que sé que si os pongo mucho téxto seguido os aburrís y no me leéis. El Archimago se vuelve a su biblioteca, ya os ha dado sufientemente la tabarra con sus batallitas...

4 comentarios:

  1. Yo también me inicié en la literatura fantástica con el Hobbit, de mis libros favoritos^^. Aunque fue a los 9 años cuando me regalaron el D&D básico, claro, que hasta los 10 no lo toqué, y tras jugar un tiempo y todavía confundiendo conceptos, jugamos a Dragon Strike o Dragon warriors, ambos juegos estilo Heroquest, que nosotros considerábamos rol, XDDD. Luego ya fue la caja de inicio del señor de los anillos, más D&D básico y vampiro la mascarada, con lo que reconozco, me pasé jugando gran parte de mi juventud rolera. Libros de tu propia aventura tenía los negros de D&D y de alguna otra colección, pero bueno, me alegra saber que casi todos comenzamos de la misma manera.
    Respecto al rol de hoy en día, lo mejor sería volver a los libros cortos de 100 páginas-120 como mucho^^, no necesitamos tantas reglas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Umm, yo creo que mi primer, primer acercamiento al mundillo del rol, fue con Huída de la Oscuridad, de la serie Lobo Solitario. Mi padre por aquel entonces poseía una enorme colección de librojuegos: Casi todos los de lucha ficción, algunos de la búsqueda del grial... En fín, que los devoré sin dudarlo y acto seguído comencé a hacer presión para que me compraran el manual rojo del Señor de los Anillos, aunque no recuerdo si eso fue antes o después de Heroquest y una caja de Warhammer que heredé y que se quedó debajo de una cama de un piso de alquiler por puro descuido.

      De D&D recuerdo con especial cariño el Príncipe de los Ladrones, que compré en una feria del libro y el Vampiro de Ravenloft, que me regalaron en un cumpleaños.

      Pienso igua sobre los libros cortos. Antes se hacían cosas muy buenas, con menos medios y más baratos.

      Eliminar
  2. Maldito, ese Dragon's Crown tiene toda la pinta y yo no tengo la PS3...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sale en 2013 para ps3 y vita. Yo tengo todos los juegos anteriores Vanillaware, ya sea de ps2, wii...Los sigo fervientemente y todavía no encontré ninguno que me disgustara ^^

      Eliminar