jueves, 20 de septiembre de 2012

Castillo Falkestein

Hoy os tenía preparada una reseña fotográfica bastante amplia acerca de mi última adquisiciones, pero la señora cámara ha decidido morir repentinamente, de manera que tendremos que conformarnos con imágenes choriceadas de internet y chascarrillos tabernários diversos. Así que vamos al lío.

High Adventures me parece poco

Las 128 primeras de este manual son en papel satinado al estilo los libros de texto modernos, narradas en primera persona por Tom Olam, el Alter Ego de Mike Pondsmith, diseñador de Mekton, Cyberpunk, videojuegos diversos y actualmente trabajando para CD Projeckt, compañía que seguramente conoceréis si jugásteis a the Witcher.

He aquí al crack en cuestión.

 La maquetación me recuerda un poco, no sabría definir exactamente por qué, al estilo antiguo de aquellas revistas Micromanía en formato tabloide, mientras que el resto en papel emula papel antiguo. El manual está redactado en unos términos que van de entre lo curioso a lo genial, y es, probablemente uno de los juegos de rol más interesantes (sino el que más), que halla leído nunca. Es en este punto concreto dónde debo hacer un inciso para explicar que la información de este juego se nos presenta en un formato que, de una parte, cumple la función de libro de lectura, mientras que de otra, hace lo propio con la parte de las reglas hilando muy fino para que sea la propia historia el néxo de conexión lógico, que propone las reglas de juego. No sé si se me entiende, pero podría explicarlo con un sencillo ejemplo:

Este es un juego que utiliza una baraja de naipes francesa dado que en la época steampuk-victoriana en la que está inspirada los juegos de dados eran cosa de "poco caballeros". Un toque de humor elegante que encaja perfectamente con la ambientación que nos proponen.

Cutreimagen del interior, por cortesía de Todocolección

Nos encontramos ante un juego prominentemente narrativo, no en el sentido de Mundo de Tinieblas, quizás uno de sus más importantes contemporáneos allá por los 90, sino enfocado hacia la historia interactiva hasta el punto de requerir que los jugadores lleven su propio "diario" en lugar de una simple hoja de personaje.

El mamo maloso de todo este chaparrón de patadas al libro de historia


La ambientación aparece localizada en una suerte de distopia situada hacia 1870 dónde el malvado Kaiser Guillermo II extiende las garras de su avasalladora megalomanía sobre una europa dominada por la Era del Vapor en el sentido más grandilocuente del término que os podáis imaginar, lo que incluye elementos mágicos y criaturas diversas como los enanos, ¿qué sería de cualquier ambientación sin ellos? XD.

En fín, que os dejo de dar la tabarra con el librito en cuestión; ¡vuelvo al trabajo con las reglas de DWOA!.

1 comentario:

  1. Yo también tengo este fabuloso juego, y aunque por desgracia aun no lo he podido poner en práctica, sus mecánicas me parecen de lo más sencillo y emocionante. En cierta forma me agrada la creación de pj, que aunque tiene números, son apenas unos pocos y la mayoría es describir simplemente al pj y su historia. En fin, un gran juego que espero jugar algún día...

    ResponderEliminar