domingo, 17 de junio de 2012





Reseña de Héroes, ahora con el libro en la mano

Hola gente. De vuelta de vacaciones me he encontrado con el libro Héroes al fín en casita, además de la gratificante noticia de ver mi nombre en los créditos de la Caja Verde de la Marca del Este, ¿se puede pedir más?, ¿queréis saber mi opinión?, pues ahora mismo. Estas son mis reflexiones al respecto...

Aquí lo tenéis brillando en todo su explendor

Sobre la maquetación y el aspecto exterior del producto, no nada que no supiéramos de antemano:

Formato DIN A5, al estilo Tankōbon de los tomos rojos de Dragon Ball. El detalle de presentarlo en sentido de lectura inverso y con sobretapas seguramente habría gustado a más de un purista, pero es una tontería sin la mayor importancia. La maquetación es muy sobria, yo diría que excesivamente sobria. Parece que estés leyendo un documento de Word con bordes bonitos, pero bueno, os sorprendería saber lo parcos que pueden llegar a ser los juegos de rol orientales, así que tampoco nos podemos quejar, porque además, supongo que todo eso habrá incidido en el coste final del producto, que considero más que aceptable.  Pocos juegos dan tanto a tan poco.

Siempre me gustó mirar primero las hojas de personajes. Aunque no se aprecia, las letras se ven un tanto borrosillas, me pregunto si sólo me pasará a mí...

 Me consta que estaba planeada una maquetación de estilo más recargado pero al final se optó por hacerlo así, lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente un apunte sin más. La letra es pequeña y criminalmente pequeña en el caso de la hoja de personaje, a la cual no terminaré de verle la utilidad hasta que no saquen una de tamaño normal en la página oficial. Esto podría haberse resuelto incluyendo una hoja de personaje desplegable para no romper la estética del tomo, pero bueno, al menos no tiene fondos de colorines, de estos que te dan epilepsia y gastan tinta de la impresora, así que algo es algo.

Eso si, por mi parte hubiera estado dispuesto a pagar incluso el doble de lo que he pagado por Héroes si el arte de la portada y el interior hubiera sido igual de bueno que las imagenes con las que suelo acompañar mis artículos. De hecho, tampoco me hubiera importado si se hubiera reducido la cantidad de los mismos en favor de más calidad y regularidad en los diseños.

Sobre otros detalles que me han llamado la atención, me gusta el hecho de que la ambientación sea presentada lo primero de todo. Eso es algo que siempre he considerado prácticamente esencial desde que leyera en su momento el Castillo Falkenstein, y muy pocos juegos lo hacen. Sin embargo he echado en falta el hecho de que se hubieran mojado un poquito más respecto a los detalles. Y es que se puede hacer un sandbox, y al mismo tiempo aportar más cosas o un determinado estilo narrativo que  te termine de meter en situación. De hecho, si no fuera por los dibujos que acompañan al téxto nada me induce a pensar, ni de lo que las reglas se desprende, ni de las sesiones de juego, ni del trasfondo, que estemos jugando un juego de rol de estilo Anime.



He creído más apropiado compararlo con un tomo de Dragon Ball, más que con el típico manual de D&D, ¿la razón?, sus dimensiones son 100% idénticas.
Incluso cuando juego al Dragon´s Dogma, o al Demon´s Souls que son el paradigma de los juegos de rol japoneses más occidentalizados, encuentro en ellos más detalles sugerentes respecto al modo de entender el rol a la manera japonesa que en el propio Héroes.

Tal vez en futuros suplementos hagan algo al respecto, lo cual sería de agradecer. Mientras tanto, seguiré tirando de mis propios recursos que en eso, si que considero que el juego da mucho de sí (a fín de cuentas es el FATE de toda la vida de Dios). Mención especial al último apartado del juego "Fuentes de Inspiración", el cual me ha sorprendido muchísimo: Prácticamente las mismas fuentes que utilizo yo para mis partidas punto por punto. No se puede tener más en común. Respecto al resto de contenidos, seguramente podían haber profundizado en opciones y se podían haber pulido ciertos detalles de las reglas poco claros que me costaron pillar a la primera, de cualquier modo, la oportunidad de hacerte las cosas por sí mismo sin necesidad de recaer en el simulacionismo más absoluto como hace Anima, creo que nunca fué más asequible; y además es un sistema ampliamente probado (aunque algunos como yo, consideremos que tiene ciertos agujeros que pueden dar lugar a muchos abusos, ¿pero qué juego no los tiene?).

Aunque no lo creáis, Héroes tiene algunas unas 20 páginas más que el tomo de la derecha, (271 en total), pero la encuadernación y las tapas hacen que parezca mucho más estrecho

Por otra parte, y al margen de este libro en concreto, me hubiera gustado que Héroes hubiese sido un juego de corte maga/anime o euromanga, como prefiráis, con un sistema de reglas propio, al servicio de una ambientación cuidada, detallada y original, que fomente el espíritu de los JRP de forma más directa. Un juego de autor...No sé si me explico, del estilo del que pueda hacer Sakaguchi con su Last Story o Myung Lee con Ragnarok. Estoy seguro de que el mercado es lo suficientemente maduro como para asumir un producto así, al igual que ocurre con las consolas. Tenemos los medios y el ingenio suficientes para no envidiarles nada a los japos. Tal vez ya sea hora de que nos lancemos a hacer algo por nosotros mismos. No necesitamos que Carlos García Aparicio, creador de Anima, imite el trasfondo de otras series de anime/juegos/ etc (aunque se agradezca el esfuerzo), ¡creo que podemos hacer mucho más!.

Y con esto termina mi reflexión sobre Héroes. Un buen juego, muy asequible, del que tal vez se hubiera podido sacar un poco de más jugo, lo cual me deja con cierto sabor agridulce, pero en definitiva más que recomendable.

¿Diagnóstico? 7 de 10 en relación calidad / precio.

2 comentarios:

  1. Bastante de acuerdo con todo lo dicho. Debería hacer la reseña pero me da pereza (que jodidamente vago soy).

    A ver cuando apareces y hablamos, maldito XD

    ResponderEliminar
  2. Pues por aquí ando, jeje, nos leemos :P

    ResponderEliminar