viernes, 10 de marzo de 2017

Warhammer Rol, ahora con un 50% menos de sífilis

Últimamente llevo bastantes días absorto con el nuevo Zelda para Switch, por lo que no he tenido tiempo de postear nada nuevo por estos lares desde la última aventura para Labyrinth Lord. Ayer, sin ir más lejos, me pasé buena parte de la noche persiguiendo un mensaje en una botella a través de la región de los Zora para ver quién era la persona que recibiría la carta...Pero esa es una historia que tal vez os cuente en otra ocasión.

Quería, ante de mi decadencia jugabilistica, postear algo nuevo sobre los orígenes de Warhammer, el juego de rol, y finalmente he encontrado un hueco en mi búsqueda de la Espada Maestra para, una vez más, rendir pleitesía a mi juego de rol favorito de todos los tiempos: La primera edición de Warhammer.

Jack, de Tales of the Grotesque, tiene un artículo muy interesante sobre este mismo tema que vamos a abordar hoy, en la que sostiene que en su experiencia, el juego de rol original de Warhammer no se parece en nada a la visión que se sostiene hoy en día a través de internet acerca de que todos los escenarios del juego implican ahogarse hasta el cuello de mierda de Sabueso del Caos en algún sórdido callejón.

Coopdevil, de Fighting Fantasist, da algunas claves, a mi entender, muy acertadas sobre esa misma idea que paso a analizar:

Durante algún tiempo, el juego de rol de Warhammer estuvo definido por lo que NO era

Y sobre todo, No era AD&D. En aquellos tiempos, D&D era un juego que iba sobre powergaming, patadas a la puerta y descensos al dungeon. Y Warhammer hacia especial énfasis en no  parecerse a aquello.

Los rumores

Mucha gente comenzó a oír sobre el juego durante los tres períodos posteriores a la edición de GW, es decir, cuando la edición Pre-Hogshead estaba agotada, la de Hogshead en impresión, o posteriormente a Hogshead, nuevamente agotada. Esto ayudó a conformar cierta imagen de que Warhammer era un estilo de rol en el que solías terminar muriendo ahogado en algún apestoso callejón detrás de la taberna, lleno de mierda de sabueso del Caos hasta el cuello...Aún cuando esa nueva generación de jugadores nunca habían visto/jugado a Warhammer.

Y una de las razones por la cual estas dos visiones son incompatibles es que...


El Libro de Reglas es anterior al Enemigo Interior
 


Realmente, los autores del juego de rol no sabían qué era lo que estaban gestando. De acuerdo con
Graeme Davis, un día llegó Bryan Ansell al área de WHJdR del estudio GW y dijo "Escribid aventura para la Llamada de Cthulhu, pero para WHJdR".

Y por eso Sombras sobre Bogenhafen es un escenario de La Llamada de Cthulhu, pero hecho para WHJdR.
Y esa es también la razón por la cual, casi todos los escenarios post Sombras sobre Bogenhafen son como para la Llamada de Cthulhu. Por tanto, el estilo Grim and Perilous se adaptó a  WHJdR como resultado del Enemigo Interior.

El Libro de Reglas no es Warhammer


Un ejemplo de personajes del libro se llama Clem Shirestock. Un buen nombre alemán que imagino que muchos de los sifilíticos cazarratas de las ciudades-estado de la Liga Hanseática compartirían. Además, los personajes pregenerados del escenario básico se llaman Mellory, Soho, Bianca y Jodri Nadie parecía estar pensando en ese punto en "¡Alemania Fantástica, pero peor!".Así que si no es Warhammer - El Juego de Rol, entonces ¿qué es? 

Bueno, es Pelinore II.

 Pelinore fue un escenario de campaña de TSR UK que se serializó en IMAGINE, y que fue un intento de producir un trasfondo más adecuado a los gustos del Reino Unido. IMAGINE fue la revista de TSR UK que finalmente acabó asesinada por TSR Inc. por el doble pecado de canibalizar las ventas de Dragon en el Reino Unido y una actitud que implicaba que si TSR producía algo que era una mierda, entonces en IMAGINE se advertía a la gente de que era una mierda... Y al tío Gary le podían dar por culo básicamente.Después, cuando IMAGINE echó el cierre, el personal descontento de TSR UK se acercó a Nottingham que, casualmente, tenía vacantes  para un equipo creativo que quisiera producir al competidor de GW para AD&D, de forma tan eficaz como el trabajo realizado en IMAGINE.

¿Alguna vez te preguntaste por qué WHJdR está plagado de tantos nombres estúpidos? Porque en Pelinore ocurría eso. Por eso, por ejemplo, el Imperio quedó patas arriba en mil novecientos setenta y nueve, cuando el sistema electoral fue abandonado posteriormente a la elección de la emperatriz Magrathe (una parodia de las elecciones de Margaret Thatcher). 

¿Alguna vez te preguntaste el por qué del Apéndice 1: Edificios típicos del Viejo Mundo? Está ahí porque Pelinore fue construida alrededor de planos de edificios y descripciones de PNJ. de hecho, WHJdR copia incluso el estilo de los planos originales que Paul Ruiz para IMAGINE. 
 
Ilustraciones de stock

WHJdR contiene imágenes de galeones voladores (p352 y p353) hechos por John Blanche. Éstos no aparecen en el imaginario de WH, ni de hecho, en el juego de batallas. Es algo que simplemente no existe en WH, así como la Mona Lisa acorazada con el estandarte con la cara de la luna (p357). Eso se debe a que se usaron obras que GW había encargado para otros proyectos. Si te aburres en una lluviosa tarde de domingo intenta contar cuántas veces aparecen partes de la portada de The Tragedy of McDeath dispersas entre las páginas de WHJdR.La tercera edición del juego de batallas es aún peor en ese sentido, ya que parece un manual de referencia para el arte de la época de GW escondido en cada pedazo de espacio en blanco.
 
Finalmente



El estilo de los años 1990 intentaba ser más oscuro que los gustos de finales de los 80.La lista de correo de WH tuvo su apoge a  mediados de 1990, mientas que el copyright de WHJdR es de 1986.Y finalmente (ahora sí)
.

Ahora podría ser un buen momento para un WHJdR OSR

La moda
de la tercera edición del juego de batallas, jugando exclusivamente con las miniaturas Citadel de los 80 ha vuelto. Quizás deberíamos ir pensando en un nuevo Warhammer pre-Enemigo Interior, que esta vez incluya consigo esos galeones voladores.

7 comentarios:

  1. Um... Pues no te se que decir, en el propio libro primero de reglas ya te hablan del Imperio y son alemanes...

    Y ya sabes que a mi me gusta más el trasfondo posterior xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero lo que digo no es eso. Lo que digo (parafraseando a Graeme Davis en gran medida) es que en su génesis, la protoidea de Warhammer no es Warhammer sino Pellinore y el equipo despechado de TSR UK.

      Eliminar
    2. Ah, ya.

      Bueno, toso surge de algún sitio, claro...

      Eliminar
  2. Pues no sabia nada de esto. Tienes toda la razon. Que curioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Warhammer (primera edición) tiene muchas curiosidades, como el tema de los nombres, las referencias a la época en que fue escrito y las personas que lo escribieron, e incluso mensajes ocultos en las ilustraciones. Es un libro que nunca deja de sorprenderme.

      Eliminar
  3. Muy de acuerdo, Warhammer 1ª edición, para mi, no se parece a nada posterior, ni siquiera al juego de miniaturas. Tiene similitudes, pero también un sabor propio que lo caracteriza como único.

    Siempre me pareció muy original en su premisa, estilo y tono, y ahora entiendo porqué. No conocía sus orígenes y me alegro de descubrirlos. Para mi uno de mis juegos preferidos ( http://rincondesaur.blogspot.com.es/2013/11/dia-2-juego-favorito.html ).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además es compatible con la tercera edición del juego de batallas. Eso es algo que siempre me ha hehco gracia, porque puedes mezclar grandes ejércitos y aventureros sin mucho esfuerzo.

      Eliminar