miércoles, 15 de marzo de 2017

Introducción a las Ruinas del Monte Smalenskaen


Las Ruinas del Monte Smalenskaen es un dungeon inspirado por el difunto blog de Stefan Poag, las Minas de Khunmar, que a su vez estaba inspirado por las Minas de Moria, (y así vamos todos, bailando la conga uno tras otro).

Mi idea es bastante sencilla. Se trata de ir dibujando, a modo de pequeño pasatiempo, una entradilla con un mapa y la descripción de un nivel de vez en cuando (más bien de tarde en tarde, ya que estoy de oposiones). Naturalmente, cualquier que quiera aportar su propio nivel, es libre de colaborar en lo que mejor le apetezca. Pero mi interés inicial pasa por dibujar una sección de mapa y añadirle descripciones y reglas para Torchbearer (porque es un juego que me gusta y simplemente porque es lo único para lo que consigo estar inspirado).

No es tampoco de mi interés, dibujar un mapa en el que se describa cada estancia al detalle, sino que lo que me resulta interesante es ir describiendo ciertas áreas y posibilidades, de manera que esto permita dejar espacios y habitaciones en blanco para que cada cual pueda rellenarlas con lo que mejor le apetezca.

¿Qué se sabe de las ruinas hasta ahora?

No mucho. Smalenskaen fue en su día, una gran explotación enana situada en un estrecho paso entre los picos de Molenhorn y Zabel Zann, al que los enanos solían llamar la Ruina de Belegren y marca los límites entre el nebuloso bosque de Gribskov y las tierras altas cercanas al lago Fureso.

En tiempos de apogeo, esta morada dominaba un complejo sistema de presas y sombríos remontes entre las fortísimas corrientes sobre el río, aunque los hombres que hoy viven allí, dan por sentado que la ciudad fue sepultada por completo durante algún terremoto anterior a la Era del Hombre, cosa que hoy es ampliamente aceptada.

Bajo una fría pátina de despreocupado empirismo, los añejos bloques de piedra musgosa fueron retirados del fondo del río y los industriosos ingenieros del Barón hicieron que sus oscuras aguas volvieran a fluir. El sistema de presas comenzó a funcionar y aunque jamás fuera entendido por completo, sus fraguas de agua y vapor pronto comenzaron a bombear las arterias del país con el apreciado oro nórdico. ¿Quién podía culparles de ello?, siempre es mejor descansar en los plácidos brazos de la prosperidad que aventurarse demasiado profundo en los aposentos de unos Señores Enanos muertos, sepultados, y largo tiempo olvidados.

Así, la ciudad minera de Golfarbenhallen fue levantada para proteger el oro de los ataques de los forajidos sobre la estrecha franja de barrancos. Nobles y comerciantes extranjeros venidos de lejanas regiones comenzaron a acudir para negociar sus créditos e intercambiar mercancías en sus retorcidas callejuelas de casas abigarradas sobre el vacío.

Pronto, ese pequeño Barón del fortín cincelado sobre la ciudad comenzó a cobrar una notable importancia en la corte del Jarl, muy a pesar de los rumores sobre su bajo linaje, convirtiéndose así, en un “respetable” hombre de negocios, cuyas sospechadas corruptelas son de largo superado por los sobrecogedores abismos de absoluta ignorancia que acechan las catacumbas bajo sus pies...

Algunos apuntes interesantes

Las Ruinas del Monte Smalenskaen no es una aventura al uso. No es un dungeon al que puedas bajar a realizar una misión en concreto y ya está. Es más bien un sandbox con forma de dungeon, o mejor aún, un megadungeon con diferentes zonas en las que existe un ecosistema vivo y en constante evolución, de manera que no existen aventuras predeterminadas ni objetivos que cumplir más allá de una vaga idea de exploración per se, bajo un tema común. Por eso he decidido incluir algunas tablas para “vestir” ese dungeon y hacerlo parecer vivo, al margen de monstruos errantes y encuentros aleatorios. Mi colega Nirkhuz y yo, hemos querido crear una primera tabla de ganchos para aventuras, al estilo de la que aparece en el manual básico de Torchbearer, como primera aportación a este pequeño gran proyecto. Para consultarla, pincha en la siguiente sección, Ganchos para Aventuras.

También puedes consultar otras secciones, pinchando en el índice de todo este loco proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada