martes, 1 de enero de 2013

Reflexiones navideñas

Buenas tardes amigos aventureros. Es día 1 de enero de 2013, y la primera entrada del año se debe, mayormente, a que en mi localidad no existe local, garito, taberna o antro en el que ahogar mis penas en una fecha como esta...¡Ni tan siquiera un triste kiosko!.

Anteayer tuve a bien en autoregalarme la última caja de la Marca del Este: La Caja Verde. Era la última caja de mi tienda habitual y según me dijeron, de las últimas de la tirada inicial. Tuve mucha suerte, con todo este jaleo apenas había tenido tiempo de acercarme a la tienda a últimas horas del mediodía.

Manual avanzado, ¡yeah!...Ahora por fín con tablas de críticos, aunque muy sencillitas, os advierto.

No he podido hacer reseña ni fotos aún a causa de las fiestas, pero me hizo ilusión ver que mi sistema de habilidades ayudó a perfilar el sistema que podéis ver en la caja, con lo cual, me veo doblemente satisfecho con la compra. Por un lado, con el contenido de la misma, que presumo de calidad, así, a simple vista. Y de otro, por poder formar parte (aunque sea de forma tan discretita) de un proyecto con tanto prestigio.

Como acto de redención para 2013 me he propuesto releerme el Hobbit tras el fiasco de la película. Ya voy casi por la mitad y apenas empecé ayer y la verdad es que también lo estoy disfrutando de sobremanera.

Aunque a veces solía ojearlo en la estantería justo detrás desde dónde os escribo estas líneas, hacía más de veinte años desde que lo había leído por última vez.

También tengo pendiente volver a leer a fondo el Anillo Único, confieso que me pica el gusanillo a ese respecto a más no poder.

Está bien volver sobre los clásicos a veces. Uno descubre detalles que no recordaba además del mero placer de una lectura tan cojonuda. También he decidido volver sobre mis pasos y mato mis horas retocando una vieja aventura que enviara para la marca hará ya sus buenos años. Ogreslayers! pretendía ser mi particular Tower of Doom para la Marca del Este.

Ahora realmente estoy dando rienda suelta a la versión que me hubiera gustado elaborar en su momento, basada en el setting de Mystara. No sé si seré capáz de llevarla a buen término, pero de momento no es mal pasatiempo.

Shadow Over Mystara y Tower of Doom, si lo que se pretende es adaptarlos en condiciones, parece más sencillo de lo que realmente es.

También ando buscando, a raiz de esto último, una vieja aventura que en su día jugara para Dragonlance, y que era "En Busca de los Dragones", cuya extructura basado sobre un mapa me vendría al dedillo para mi peculiar versión de Tower of Doom...Como ya os digo, no le estoy poniendo especial esfuerzo, así que no sé si saldrá algo bueno de todo esto. En fín, paciencia.

Una de mis aventuras favoritas para Dragonlance: Mención especial para el dungeon con forma de dragón mecánico. Lástima que la segunda parte de la aventura no me llamara tanto la atención lo cual me condujo a no comprar nunca la tercera.

Por último, he decidido integrar mi blog con El Rol de Siempre Online. Esto es algo que he ido posponiendo desde hace demasiado por pura dejadez. Es una buena página. No dejéis de visitarla. Hay partidas para todos los gustos.

En fín, comienza un nuevo año, y como suele decirse, vida nueva. Ya veremos amigos...ya veremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario