viernes, 2 de marzo de 2018

El Inframundo de Holmes



El Inframundo reposa por debajo de todo lo que es, extendiéndose a través de desconocidas profundidades bajo el suelo. Los estigios aposentos de estos dominios albergan muchos secretos ya perdidos en el mundo exterior y algunos de ellos, desconocidos para los simples mortales. 
 Las cosas no son como arriba en la superficie: Las puertas parecen tener mentes propias, e incluso el tiempo y las distancias aparentan obedecen a reglas diferentes. 
Michael Tomas, Blueholme Journemanne Rules.


Fueron precisamente estas palabras, redescubiertas en este magnífico retroclón, este Blueholme que homenajea la caja azul de D&D escrita por  Eric Holmes y que ha pasado prácticamente desapercibido para un público cada día más empachado de OSR las que me han animado a desenterrar algunas viejas historias de los primeros tiempos del juego.

Con esta entrada concluye el ciclo de D&D con Mike Mornard y da comienzo el ciclo del Dungeon y el Inframundo Mítico, que no deja de ser una pequeña colección de artículos extraídos de aquí y allá que tratan sobre algo aparentemente olvidado desde que la Infraoscuridad se instaurase como monopolio por antonomasia de la exploración subterránea.

No soy el primero que aborda este misterioso tema en castellano. Ahí están Carlos de la Cruz y el blog de Tras la Última Frontera. Ambos han tratado el la cuestión con anterioridad, pero no de una forma excesivamente extensa. Os dejo con la primera de estas traducciones, procedente de Zenopus Archives, y que sirve como introducción al tema que nos ocupa. Espero que os guste y al igual que a mí, os descubra algunas cosas novedosas.



_____



El título formal del tercer volumen del conjunto original de libretos de D&D es "The Underworld & Wilderness Adventures". La palabra "The" a menudo suele extraviarse cuando el volumen se refiere casualmente, lo que cambia sin querer el énfasis de un mítico "The Underworld" a algo mucho más mundano como "Underworld Adventures". El Inframundo se describe entre las páginas 3-13, y el término aparece referido ocho veces en el folleto, a menudo como parte de los encabezados de las secciones. El término "Inframundo" solo se emplea una única vez en el Libro Azul, y a partir de ahí se desvaneció ya del todo en D&D (para ser sustituido por la Infraoscuridad), pero Holmes lo recupera nuevamente en su novela de Boinger & Zereth, The Maze of Peril:

  "Los rumores de los fabulosos tesoros del Inframundo atraían a aventureros, bandidos, hechiceros errantes, espadas de alquiler e incluso tipos mucho menos pintorescos a la pequeña ciudad. Zereth había estado en Caladan el tiempo suficiente para descubrir que había algo de verdad en las historias del Inframundo, más  de lo que él hubiese imaginado. En algún lugar bajo la superficie de estas antiguas tierras, los túneles y corredores de una raza prehistórica se enroscaban, escarbaban, excavaban y exploraban profundidades inimaginables en el corazón del mundo. 
Repletos de riquezas,  eran también túneles de mortales peligros, para los muchos y temerarios aventureros que se lanzaron hacia sus entradas secretas y nunca más se supo de ellos.

     ¿Qué raza o razas habían construido el desconocido laberinto original? En opinión de los sabios y magos de la época, en algún momento, mientras se todavía formaba la corteza del mundo, tuvo que haber habido muchas capas de mazmorras y submundos establecidos, uno sobre el otro, de manera que ahora nadie sabía, ni siquiera se podía adivinar, cuántos niveles se extenderían bajo la superficie. 
     Pero los rumores sobre el Inframundo eran en su mayor parte pistas falsas. Y casi todos los contactos que Zereth había hecho no sabían cómo llegar a las entradas del legendario reino, y en el peor de los casos, sus exagerados reclamos habían de resultar en planes para desplumar al aventurero incauto de sus recursos " (pg 3).

Holmes utiliza estos rumores para proporcionar alguna justificación dentro de la historia (aunque ésta sigue siendo misteriosa) para la existencia de interminables niveles de mazmorras. Éstas, se supone, podrían llegar incluso al centro de la tierra, ¿un "Terradungeon", tal vez? Así que el avance del personaje es teóricamente ilimitado, en la medida en que los niveles de mazmorra pueden ser también casi infinitos.





 Haciendo una retrospectiva sobre la introducción de Holmes al apartado de Sample Dungeon del Libro Azul, existen ciertas similitudes entre su novela y los arquitectos de esa mazmorra:

    "La ciudad está ubicada sobre las ruinas de una ciudad mucho más antigua y de historia dudosa. Dicen que Zenopus excavó en sus sótanos en busca de tesoros antiguos ... Los narradores siempre ponen mucho cuidado en señalar que las famosas mazmorras se encuentran muy cerca a los cimientos de la ciudad anterior a la era del hombre, al cementerio y al mar ".

Esta ciudad prehumana recuerda a la civilización alienígena descrita en Las Montañas de la Locura (Lovecraft, 1931), que se decía que construía vastas ciudades subterráneas en lugares remotos. Dada la afición de Holmes por los mitos de Cthulhu, y que su novela, The Maze of Peril también incluye una raza de Dagonitas (esencialmente Profundos), no es difícil imaginar un origen Lovecraftiano para el Inframundo de Holmes.

4 comentarios: