lunes, 28 de marzo de 2016

Sword World y la locura japonesa de los tokens











Huelga decir que esto de los tokens en los juegos de rol no es nada nuevo, aunque empezó a cobrar especial importancia con la llegada de D&D cuarta edición, a la cual se sumaron otras iniciativas como Warhammer, Star Wars y alguno más de cuyo nombre no quiero acordarme. Como era de esperar, en Japón no querían ser menos, así que cogieron a su juego de rol por antonomasia (el Sword World 2.0) y lanzaron una fabulosa caja de inicio, seguida de una caja avanzada, que evidentemente deja muy en pañales a la edición anterior, la cual salió en formato kanzenban y en papel reciclado, pero que es perfectamente compatible.


El contenido de la caja básica, que al cambio cuesta unos 40 euros


Abajo a la derecha podéis ver las baldosas de mazmorra al estilo Warhammer Quest, arriba a la izquierda los marcadores, también se incluyen fichas de personaje pregenerados y fichas con base, para representar los combates. En fin, ahora veréis lo que os digo.


Un porrón de dados, separados por colores para cada jugador (en Sword World se utilizan sólo 2d6)

En este segundo subnivel de la caja, se incluye un Tablero de Batalla muy sencillo, las hojas de personaje y cartas de hechizos, entre otros detalles.
 
Esto que véis aqui es la pantalla del director, que es lo primero que se ve al abrir la caja

Quiero agradecer a Kha que me recordara el juego, porque tenía pendiente hacerle una reseña a la caja que sabía que había salido anunciada desde (creo recordar 2015), y que no es otra cosa que una actualización del juego a los nuevos tiempos. Por cierto, para los que estén tirándose de los pelos en conseguir la caja, aunque sea por curiosidad, debo decir, si les sirve de consuelo, que las fotos no son mías, sino del equipo de hobbiworks japón, que muy amablemente ha venido mostrando el contenido en su twitter a modo de promoción para su tienda.


 Las reglas vienen divididas en varios folletitos simpáticos en papel satinado y en color

Se trata de una caja de inicio largamente esperada pero que ha sido abordada como una expansión del juego original y que no sustituye a este (lo cual considero un gran acierto, porque no te obliga a tirar tus viejos manuales por la ventana, como ocurre aquí cada vez que sale algo nuevo de ciertos juegos). La caja contiene también reglas para jugaren solitario con una aventura específica y otras tres aventuras para jugar en companía de hasta 6 jugadores.
Las hojas de personaje pregenerados y las de equipo son una cucada, aunque es una lástima que no admitan modificación alguna

Mi japonés es condenadamente malo, pero según entiendo algunas cosillas, el tamaño de la caja debe ser mas pequeño de lo que aparenta en las fotos puesto que se trata de un formato B5. Me gusta mucho el hecho de que desde la página de SNE Group se hace mucho énfasis en que la caja es perfectamente compatible con el manual en formato bolsillo de la edición revisada de Sword World; ya podrían aprender algunos aquí en occidente.
Los pequeños manuales de reglas han ganado mucho respecto a aquellos que conocíamos de la edición anterior, aunque no se hasta que punto están completas las reglas 


Las fichas de equipo poseen una forma alargada, que comprende armas, armaduras y consumibles,  diseñados para hacer la pijadita de colocarlos al lado de la hoja de personaje, y así tener a mano los datos que se requeren en los combates, para que el cálculo sea inmediato, (aunque lo que tengo visto del sistema, no es de mucho calcular, la verdad).

Una cosa que me hace mucha gracia y que no se aprecia en esta foto es que los saquitos de Gamel (la moneda típica en la ambientación de Sword World), tienen sus propias fichitas de juego

Las mazmorras y los lugares donde se desarrollan las aventuras están representadas por una variedad de baldosas, fichas de cofres del tesoro y pasadizos en plan Heroquest.
Los creadores dicen que la combinación de baldosas y fichas tiene cosas que no son necesarias para las aventuras que incluye la caja, para que puedas utilizarlas a tu antojo. Además, incluye detalles específicos para representar las situaciones de las diversas aventuras con la atmósfera adecuada.


Aquí un ejemplo acabado de cómo queda la ficha una vez le colocas el equipo en el lado en que corresponde

En fin, por lo que he visto me parece una pequeña joyita, que no vamos a catar por aquí en muchos años, y que hace que al menos, se me quite el malísimo sabor de boca que me dejó la última edición de Warhammer.


Los malos también tienen sus propias fichas de juego, con el dibujo por una cara y las estadísticas por detrás


La idea de presentar a los monstruos así es para mostrar la imagen a los jugadores. Así, el monstruo y el resto de estadísticas se esconden secretamente en la parte posterior sólo para los ojos del master. De este modo, si los aventureros cometen un error de apreciación, respecto al conocimiento que sus personajes posean respecto al bicho, suelen meterse en problemas.
Aunque no se ve, porque las letras son pequeñitas, cada ficha incluye la página de referencia del manual relacionado, para que éste pueda ser ampliamente utilizado en una sesión normal.

También incluye el tesoro que puede soltar y las posibles mejoras de equipo susceptibles de adquirirse en atención a lo que suelta cada bicho.






La pantalla del Director, por delante y por detrás, la ilustración principal, corresponde, por cierto, al siempre genial Konno Hayabusashi


Y aquí nada nuevo bajo el sol. A la derecha, arriba, la tabla en la que se resuelven los combates, luego abajo, las clases de dificultad para las tiradas y a su izquierda, las diferentes pruebas según habilidad.

Como era de esperar,  el japonés se lee de derecha a izquierda y de arriba a bajo. Luego hay un
resumen de las reglas y algunos gráficos, para según el comportamiento del jugador, saber responder ajustando las acciones a las clases de dificultad de forma inmediata. Este es un juego bastante sólido, fácil y completo a pesar de su compleja apariencia. Hay más aspectos de "juego anime" en Anima, que en Sword World, que es japonés, pero sobre todo fantasía tradicional. Hice una traducción parcial hace unos años, del inglés al español, pero la cosa se me quedó bastante a medias. Y no, no existe una traducción que podamos llamar "completa" de todo esto.

Los seis personajes pregenerados incluyen a la raza más emblemática del juego, los tabbit. Sin embargo no se incluyen otras rarezas que supongo que sí estarán en la caja avanzada



En las hojas personaje que os pongo por aquí, que ya están pregeneradas de antemano, hay una cosa que no se aprecia, pero que puede verse por detrás de las mismas, y es que todas ellas incluyen un pequeño trasfondo, relatando la serie de eventos que a cada uno de ellos les llevó a convertirse en aventureros, para que los jugadores completen los detalles como mejor les parezca. Recordemos que en Sword World 2.0 hay una tabla de eventos de aventureros en la que se tira durante la creación del personaje para saber qué le aconteció antes de lanzarse en busca de aventuras. Es una tabla muy escueta y sólo tiene interés a efectos interpretativos (no añade reglas), pero es muy curiosa y para mi gusto, obligada.

Las fichas, por detras, son muy en plan ficha de anime, con gustos y preferencias del personaje. Toda una delicia para el aficionado


Para permitir el crecimiento durante el juego de los tres escenarios, cada carta de personaje con sus diferentes niveles también aparece incluída, para que puedas seguir inmediatamente jugando a la siguiente aventura sin tener que tocar estadísticas por tu cuenta. Hay que tener en cuenta que la caja está diseñada para los japos que no tienen tiempo, siendo perfectamente jugable en 60-120 minutos.
Al margen del escenarios en solitario, los otros tres vienen enlazados entre sí a modo de mini-campaña. Cada una de ellas tiene un tamaño asequible, pensada para una sóla lectura en voz alta a modo de instrucciones y poco más.

Lo bueno de que no saber japonés es que puedo poner detalles de las aventuras sin que se desvele nada sobre ellas.

Me quedo callado un poco y os dejo con algunas fotos más del resto de cosas que componen esta maravilla de caja. Espero que os guste la reseña y deseo que algún día llegue el juego hasta estas lejanas tierras.

Tiles y fichas diversas.
Más cartoncitos. Aquí pueden verse los saquitos de Gamels, que os decía antes, a la izquierda, junto con el resto de moneditas, todo muy meticuloso.
La contraportada, dónde puede verse el mapa de batalla y algunos monstruos más (creo que trae 14, pero no me hagáis mucho caso).


Y eso es todo por hoy. Una reseña de videojuegos que no venía al caso y otra muy rolera para compensar. Nos vemos de aquí a mi siguiente hueco libre en las oposiciones.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario